Freddie Spencer firma una de nuestras MBX!!

Freddie Spencer en Cheste (Valencia)

02 de Marzo del 2014

Con motivo del evento “Classics & Legends” organizado por el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo, recibíamos la visita de uno de los padres de la Honda Mbx, nada más y nada menos que el campeón del mundo Freddie Spencer.

El piloto norteamericano rodó con su mítica Honda NSR 500 en Cheste y se emocionó al ver la MBX de nuestro envidiado amigo Toño, miembro del club Honda Mbx Madrid que acudió con su moto para ver in situ esas joyas sobre ruedas, disfrutar de ese olor a dos tiempos y sobre todo para que el mismísimo Freddie le firmase su MBX Rothmans!!

Aquí están las fotos que nuestro emocionado amigo nos mandaba casi en tiempo real…

Nota de prensa del circuito:

“El Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo celebrará los próximos días 1 y 2 de marzo un nuevo evento denominado “Classics & Legends”, una reunión de coches y motos clásicas acompañada por un sinfín de actividades relacionadas con el mundo de los vehículos de época que contará como principal estrella invitada con el piloto norteamericano Freddie Spencer.

Classics & Legends es la apuesta del Circuit por el mundo de los clásicos. Una reunión que concentrará lo más llamativo de las colecciones valencianas de motociclismo y automovilismo, así como muchas piezas procedentes de toda España e incluso distintas atracciones internacionales como el campeón del mundo de 500cc en 1983 y 1985 año en el que ‘Fast Freddie’ se hizo también con el título en 250cc.”

 

Texto de Toño, protagonista de la gesta:

Hola, soy Toño, os cuento la historia de un viaje lleno de ilusión creada por nuestro amigo José que por diversos motivos finalmente no se llevó a cabo, la idea era pasar el fin de semana en Valencia y asistir al Classic & Legends organizado en el circuito Ricardo Tormo de Cheste.

   Yo seguía pensando en el hombre que inspiró nuestras motos y dándole vueltas al asunto, finalmente decidí asistir con mi mujer y con nuestras motos, un vespino SC rosa y mi Honda MBX Rothmans. No pude inscribir las motos en el circuito pero me dijeron por teléfono que me las llevará que no habría problema en meterlas en la zona habilitada. El Sábado a las seis de la mañana lloviendo y con toda la ilusión salgo de Madrid camino de Cheste, a las diez y media llego al circuito y espero en la cola media hora porque sólo había dos personas para los pases, cuando me toca el turno de entrar me dice la persona  encargada de la organización que da los pases que si no estoy inscrito las motos no las puedo pasar, me quedo helado y le ruego que me de los pases
(pagando claro), dice que no es posible.

 No era el único,  otros  aficionados que llegaban en moto también les sucede lo mismo que a mí, diciéndoles que hasta las 11 si daban los pases de no inscritos,  finalmente y tras un rato de discusión pudimos acceder con las motos.

 Una vez dentro y aparcadas las dos motos ya se me pasa el susto y nos vamos a la zona de los clásicos, pregunto a un miembro de la organización  si hay alguna posibilidad de acceder a Freddie Spencer para que firmara mi moto y su respuesta fue tajante, “¡¡¡imposible…!!!”, Freddie tenía un programa de firmas organizado y la moto no podía acceder…, mis ilusiones por los suelos.

 Me doy una vuelta con mi mujer a ver todo y oigo por megafonía  que salen las motos de Freddy, me subo a las gradas y le veo rodar con la NSR 500 Rothmans, me salió el amor propio dentro de mí y me dije “este hombre no se queda sin ver la moto que él mismo quiso que Honda pusiera en el mercado en el año 1983”.

 Dejé a mi mujer en la grada y fui a ver  si podía acceder a él,  cojo la moto del parking y accedo por el paddock a la parte trasera del los Boxes, estaban todos cerrados menos uno, me asomo y veo a todos, con seguridad incluida, mirando hacia el lado en que Freddie venía de darse la vuelta con la 500 , la 250 estaba aparcada delante de un Box, como si estuviera en mi casa  me meto mirando para otro lado y veo que nadie me dice nada,  ya estaba a 2 o 3 metros de la 250 de Freddie, la dejo junto a la suya y me pongo contra la pared del Box, la gente que pasaba  comienza a hacer fotos a las dos motos y nadie dice ni pregunta nada, mi primer objetivo estaba cumplido, Freddie tenia que parar delante de mi moto y la vería si o si, mi estado de nervios empezaba a ser considerable.

 Lo mejor estaba por venir claramente  y cuando llegó al Box todos los mecánicos, fotógrafos, seguridad, etc., entraron dentro con él, no le dejaban respirar… Yo en ese momento ya tenia el corazón a mil por hora pero no podía terminar ahí mi aventura, veo que se quita el casco y se baja el mono, empieza el show, cojo la moto me armó de valor y grito “Freddie” a la vez que meto la rueda entre todos, Freddie estaba de espaldas y cuando se gira ya tenía la moto delante de él, se me queda mirando y cuando ve la moto le digo que mire el colín, el tío estaba alucinando porque tenía delante una moto pero no entendía nada. La mira y ve el numero 1 y su nombre,  Freddy sonríe me da las gracias y se abraza a mí, le enseño el cartel publicitario de la época en mi teléfono y es cuando se da cuenta que moto es, se ríe y me abraza otra vez.

  Le pido que firme el depósito y él accede sin dudarlo, en ese momento todos los periodistas y mecánicos comienzan a aplaudir,  después firmó mi cazadora  y nos hicimos todas las fotos que quisimos con él.

Mi mujer al darse cuenta que había mucho bullicio de gente en el Box y cuando me vio con Freddie y la moto en medio, bajó y también se hizo fotos con él.

 Varios miembros de la organización me dijeron que quitara la moto de allí  y él mismo dijo que no, que la moto se quedaba allí hasta que termináramos de hacer las fotos.

Finalmente me fui como un niño con zapatos nuevos o mejor, como un adolescente con su moto firmada por su ídolo.

 Todo  lo demás dejó bastante que desear pero eso es otra historia.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *